220º: Tres años como tres soles

añazos3

Hace tres años hubo quien me vaticinó innumerables noches de insomnio cuando expresé mi idea de abrir esta escuela. La verdad es que está siendo una aventura que no se parece en nada a lo que yo me imaginé, en la mayoría de las ocasiones para bien. No he dejado de dormir a pierna suelta pero supongo que estoy tan metida en mis cosas que se me olvidan mis propios aniversarios :D

El pasado 2 de diciembre cumplimos tres añazos. Tres primaveras durante las que se han sentado en nuestra mesa más de mil personas. ¡¡Mil personas!! Se dice pronto ¿eh? Mil aficionados a la panadería, a la repostería, a la cocina, a la satisfacción de hacer las cosas con sus propias manos, a la curiosidad de conocer de qué está hecho un jabón natural o cómo puedo hacer de la caléndula una crema maravillosa para la piel. Mil personas fascinadas por las levaduras, incansables amasando masas con matequilla, hábiles con los lazos y la paquetería, abiertos a los sabores nuevos de Marta Francisco, a la sabiduría de Luis Plágaro, a la creatividad de Laura Muñoz, de Silvia Gutierrez, de Simón Lizarralde, de Ainhoa García, de Javi Aldea, de Asier y David, de Tycho Vandenberg, de Candi Hurtado, de Juan Gil, de Edu de la Horra, de Ibán Yarza… De todos esos profesionales que colaboran con nosotros y forman parte de este proyecto tanto como yo.

Siempre me gusta decir que precisamente 220º tiene sentido por esas más de mil personas que han pasado por aquí y todas las que quedan por venir. Y me gusta también agradecer todo el ánimo que nos transmiten cada vez que visitan nuestra escuela. Me gusta saber que pasar por aquí supone no sólo aprender, sino compartir con nosotros una mañana, una tarde, un día divertido y diferente. Ésa es la mejor recompensa. Como tambien lo es el hecho de que llevemos nuestros talleres a otros sitios y tengamos la oportunidad de trabajar con personas como Elvira en su proyecto de Muelle 3 o de recalar de vez en cuando en Pamplona para compartir panes y roscones en tierras navarras, de colaborar con profesionales como Artepan o con asociaciones que acuden a nosotros para que aportemos nuestro granito de arena a su valioso trabajo.

Tampoco 220º sería lo que es sin la gran e incondicional ayuda de Luis. Si pudiéramos hacer una montaña con todos los platos que hemos fregado juntos en estos años, tipo anuncio de lavavajillas, seguramente podríamos llegar a la Luna y volver… Hemos barrido y fregado metros y metros de suelo y hemos lavado y colgado juntos cientos de delantales y de trapos. No existe un pinche como Luis. Suele decirme que lo mejor de todo es que llegaré a jubilarle algún día y que, mientras tanto, se atiborra de panes y dulces ricos… ¡¡De ilusiones vivimos todos!! :)

Las expectativas que tenía hace tres años se han transformado en algo mucho mejor. Y es un gustazo poder utilizar esta ventana para que lo sepáis. ¡¡¡Gracias!!!

4 Respuestas a 220º: Tres años como tres soles

  1. Me alegro muchisimo de éste tercer aniversario. Zorionak. Que la ilusión no desaparezca y que no se te olvide celebrar todo aquello que te haga feliz. Y sobre todo que no se te olvide que te queremos aunque haya quien te ve menos de lo que desea (y esto va por mi).

Responde un comentario a Mónica Cancelar respuesta

Nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

Web


*