Life’s better with butter

Estoy a un tris de hacerme una camiseta con esta frase :) La vida es mas bella con mantequilla y nuestra clase de hoy, la ultima de este curso en The Bertinet’s Kitchen, ha sido pura reafirmacion. Ghalid Assyb ha sido el encargado de aleccionarnos en el mundo del hojaldre, los financiers, los bizcochos tipo sponge y eclair, y el montaje de tartas con diversos rellenos.

Ver a un experto elaborar un hojaldre anima a cualquiera. Parece tan sencillo que te preguntas, por que no lo hare mas a menudo? Lo cierto es que lleva su tiempo y requiere de muuuucha practica con el rodillo, pero el resultado es absolutamente increible; crujiente, con ese puntito salado… exquisito, vaya. Conozco a muchos cocineros que recomiendan comprarlo antes que liarse la manta a la cabeza de hacerlo en casa. Pero yo no lo veo como un engorro, sino desde un punto de vista practico: si dominas el hoajaldre, estas a un paso de dominar la elaboracion de croissant. Voila!

Lo bueno de estas clases es que combinan elaboraciones complicadas con otras sencillisimas y consiguen que tu moral no quede por los suelos :) En serio, los financiers son muy faciles y a todas las asistentes nos han dejado con la boca abierta (supongo que algo ha tenido que ver que la mayoria fueramos fans del chocolate…). Tambien ha sido interesante ver la elaboracion y montaje de tartas, pero confieso que no soy muy de cremas y natas y se me hace muy cuesta arriba el pensar en comer un pastel que tiene varias capas de todo ello. Son elaboraciones muy afrancesadas y recuerdo que de pequenia se veian en las mejores pastelerias. Aqui siguen teniendo muchos seguidores y debor reconocer que, una vez montadas y decoradas, impresionan a cualquiera, la verdad. Mucho trabajo el de hoy, pero muy satisfactorio.

Para mi llega ahora la hora de la verdad. El momento de poner en practica todo lo aprendido y compartir conocimientos. La manga pastelera sera mi fiel escudera (decidido) y mis neuronas ya crujen en busca de distintos rellenos para una quiche. Me gusta dar cursos y me encanta recibirlos. Ambas cosas te abren la mente mas que la lectura de cien libros :)

P.D.: Ayer por la noche cenamos en Jamie’s Italian, la cadena de restaurantes del afamado Jamie Oliver. Sin ser una fan suya, siempre he defendido a este chico por haber aportado su granito de arena en despertar al mundo anglosajon de su letargo anti-cooking. Jamie tiene su sitio en este pais (lo intena en los EE.UU) e imagino que ya ha canonizado a miles de personas, a juzgar por la lista de espera que habia en el local. Reconozco que la comida no me sorprendio en absoluto; quiza esperaba que Oliver hubiera arriesgado mas en sus restaurantes. Pero el marketing me dejo ojiplatica. Porque los ingleses adoran los italianos y se montan mil peliculas en su cabeza simplemente porque un camarero mencione las palabras “aceite de oliva”. Y, desde luego, no hay nada mejor que tirar por una apuesta segura, saber vender tu propia marca (que, en este caso, es el propio Jamie) y estar orgulloso de ello…

Deja un comentario

Nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

Web


*