Bajo el maaar, bajo el maaar…

Como la canción que cantaba Sebastián en La Sirenita, ayer nos zambullimos en los océanos para descubrir los secretos de las algas. Nuestra mesa blanca se llenó de salitre y olas, aderezadas por las historias que nos contó Marta Francisco, una gran conocedora no sólo de la huerta marina, sino también de la cocina entendida como salud y disfrute. Arames, hizikis, noris, agar-agares, wakames… Un extenso ramillete marino y un mundo por descubrir.

Si algo tengo claro desde que abrí 220º es la cantidad de cosas que me quedan por aprender en lo que a cocina se refiere. El de ayer fue un viaje por Oriente y los Mares del Norte, donde las algas han sido y son un referente gastronómico y vital. Vitaminas y minerales se condensan en estas joyas que conforman la huerta del mar. Pero las algas no sólo son un tesoro para nuestra salud. Nuestros alumnos Ángela, Tere, Celina, Elena, Ana y Alberto descubrieron recetas, condimentos y, sobre todo, sabores que sorprenden porque en nada se parecen a aquellos a los que nuestro paladar está acostumbrado. Y, si la gastronomía es algo tan cultural como nosotros mismos, cuando uno se asoma al universo de las algas, esta certeza se multiplica.

A tenor de la pequeña cena que organizamos con todos los platos que este grupo cocinó bajo la batuta de Marta, el resultado fue más que satisfactorio. Ensaladas, salteados, sopas, el más conocido sushi o una tarta de frutas fresquita y deliciosa fueron los protagonistas de nuestra particular visita al fondo de los mares. Repetiremos seguro :) ¡Muchas gracias a tod@s!

Una Respuesta a Bajo el maaar, bajo el maaar…

Deja un comentario

Nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

Web


*